¿Cómo solucionar el "Skipping"?

¿Cómo solucionar el "Skipping"?

¡Hola Amigos!

Hoy aprovechamos nuestra sección de “Básicos de Escritura” para tratar en detalle un problema muy común entre todos aquellos que poseen una Pluma Estilográfica: el Skipping.

Antes de nada, ¿sabemos qué es exactamente “Skipping”?

Se dice que una pluma hace “Skipping” cuando el flujo de la tinta no es continuo. Esto ocurre porque el sistema de alimentación no proporciona suficiente tinta a la punta del plumín o porque los gavilanes del plumín no están perfectamente alineados. Estos fallos nos obligan a apretar al escribir, lo que proporciona una sensación incómoda y desagradable.

¿Cómo podemos solucionar este problema de Skipping?

A continuación, les presentamos en detalle algunas formas de solucionarlo. Si tienen alguna sugerencia, por favor no duden en comentarnos más abajo.

Algunos consejos generales:

Su pluma estilográfica puede acumular residuos como polvo o restos de tinta seca en el alimentador. Por esta razón, lo primero que debemos hacer es asegurarnos de que nuestra estilográfica está limpia y en perfectas condiciones.

La forma más fácil y por tanto el primer paso para solucionar el skipping, es limpiar su pluma estilográfica. Puede utilizar agua o algún producto especial en este proceso. En el siguiente enlace puede encontrar una entrada en la que les proporcionamos algunos consejos.

Consejos para limpiar una pluma estilográfica

Además, recuerden que la tinta de sus estilográficas se seca con el aire por lo que recomendamos que la mantengan tapada mientras no la estén usando.

Por último, otra recomendación es el uso de tintas más fluidas o diluidas.


Si ninguno de estos pequeños consejos funciona, por favor encuentre a continuación paso a paso otras formas de solucionar el problema.

  1. Separe el plumín del cuerpo de la pluma estilográfica. Si este tiene incorporado un cartucho o convertidor, quítelo también.
  2. Diluimos una gota de jabón liquido en un poco de agua y lo introducimos despacio por el colector (el tubo que sobresale en el cartucho). Dejamos que el agua fluya por la punta del plumín durante 1-2 minutos.
  3. Asegúrese de usar poca cantidad de agua para no producir daños internos en el alimentador. Dejamos que el plumín se seque durante una media hora.
  4. Coloque el cartucho/convertidor.
  5. Comprobamos que la tinta llega hasta el alimentador del plumín colocándolo en nuestra manos como si fuéramos a escribir. Para confirmar que la tinta está llegando al plumín, pegue el orificio de ventilación del plumín a un papel ( el orificio de ventilación es el agujero que encontramos en el plumín). No presionar la punta del plumín contra el papel, ya que podría empeorar el problema.

Si este primer método no funciona, pruebe esta segunda forma con tinta:

  1. Rellene un convertidor o cartucho y colóquelo en el colector.
  2. Apriete el cartucho suavemente con los dedos.
  3.  Espere a que la tinta fluya sola por el alimentador, debe ir al plumín.
  4. Seque este exceso de tinta en un papel (usando el orificio de respiración) o  papel secante.

Si después de intentar estos métodos el flujo de la tinta no es continuo es necesario que un profesional la repare. Tengan en cuenta que, en algunas ocasiones, sobre todo en caso de que la causa sea la desalineación de los gavilanes, no hay otra forma de solucionar este problema.

Si necesita información adicional, por favor no dude en contactarnos. ¡Estamos a su disposición!

Además puede visitarnos en nuestra Boutique en Núñez de Balboa 90, Madrid.

¡Feliz miércoles para todos!

Un saludo,

Gabriela

Iguana Sell

Dejar un comentario