reloj automático con correa de cuero

FRIDAY OUTFIT

Hola a todos,

¿Madera? ¿Materiales especiales? Este Friday Outfit es el turno de originales productos realizados cuero. El cuero, o la piel curtida, es la primera materia prima de la que se tiene constancia que haya sido empleada para vestir.

En el caso de la escritura, el principal uso de las pieles ha sido la encuadernación.

En pergamino se registraron los escritos durante la antigüedad. Este material estaba hecho con la dermis de un animal joven, que había sido separada de la hipodermis y de la epidermis. Posteriormente, esta capa era estirada y se eliminaban sus impurezas con piedra pómez para facilitar así la escritura y la encuadernación.

Desde la invención del papel, el uso del cuero no es tan habitual en el mundo de la escritura, quedando relegado a una función puramente estética. Así, una pluma estilográfica realizada en cuero se convierte en un objeto original y exclusivo. Sin embargo, la relojería está muy relacionada con este material.

La piel es uno de los materiales más empleados en la fabricación de correas de reloj.

Es común encontrarse un reloj automático con correa de cuero debido a su gran durabilidad y resistencia. En general, las correas suelen estar fabricadas en piel de becerro, aunque dependiendo de la normativa legal de cada país estará permitido el empleo de pieles más exóticas, como de cocodrilo o avestruz.

Ahora bien, ¿sabrían diferenciar si el cuero de la correa de su reloj automático es de origen animal o sintético? Además de por su olor, la piel de origen animal presenta poros e imperfecciones que garantizan su autenticidad. También conviene fijarse en los bordes, ya que las pieles sintéticas presentan bordes uniformes y perfectos a diferencia del cuero genuino, cuyos bordes son irregulares. Si todavía quedase alguna duda tras estas observaciones, puede considerarse mojar con una gota de agua el material: si es cuero genuino absorberá la humedad.

Todas estas piezas están disponibles en nuestra web y en nuestra boutique en C/ Nuñez de Balboa, 90 Madrid. No duden en venir a visitarnos cuando lo deseen. ¡Será un placer recibirles!

¡Feliz fin de semana!

Un saludo,

Virginia

Dejar un comentario