Meistersinger N1

Cuidados de un reloj manual

¡Hola a todos!

En la entrada de hoy vamos a hablar de los cuidados que requiere un reloj manual. Como sabéis, los relojes manuales requieren algunas atenciones y cuidados más que los relojes automáticos, pero, por esta razón no dejan de ser los más apreciados entre aquellos amantes de la relojería que se consideran ‘puristas’.

En esta entrada os queremos dar algunos consejos de cómo mimar cada día vuestra pieza más preciada y cómo hacer su correcto mantenimiento.

Algunos consejos prácticos

-Cuerda: La autonomía de un reloj de cuerda manual suele estar en unas 40 horas. Después de este periodo el reloj deja de funcionar por falta de cuerda. Aconsejamos dar cuerda diariamente a nuestro reloj. Preferiblemente por la mañana, ya que se desaconseja hacerlo entre las 10 de la noche y las dos de la mañana.

Durante esa franja horaria cambia la fecha y el reloj podría sufrir daños. El Montblanc 1958 Small Second es un reloj de cuerda manual que nos sirve de ejemplo. Si no habéis utilizado el reloj durante algún tiempo, podéis darle 20 giros de corona para que el mecanismo se cargue de nuevo.

Es importante quitarse el reloj antes de darle cuerda. De esta manera el eje de la corona permanece recto y no se daña la corona y el movimiento. Meistersinger nos recomienda en su página web darle cuerda a diario a nuestro reloj manual. Así será más preciso cuando de la hora.

-Estanqueidad: nuestros relojes de cuerda manual pueden tender a un desgaste que hace que haya que revisar la hermeticidad del reloj. Como sabéis la hermeticidad es la propiedad que protege el movimiento del polvo, la humedad y el agua. Por esta razón os recomendamos que hagáis una revisión de la hermeticidad cada año.

-Revisiones: Las principales marcas relojeras recomiendan hacer una revisión completa de su reloj manual cada 4-5 años. Meistersinger, nos aconseja que tengamos en cuenta que nuestro reloj hay que mantenerlo lubricado. Estos funcionan como si de una máquina se tratase.

Otros consejos prácticos

-¿Como limpiar vuestro reloj? Os ponemos el ejemplo de cómo limpiar un reloj de cuerda manual como el Meistersinger N2. Si queréis limpiar la caja del reloj, podéis también utilizar una gamuza o trapo. Si lo pasáis suavemente por la caja, con delicadeza, evitaréis rallarlo y además eliminaréis pequeñas partículas de polvo.

-Es recomendable no utilizar grasas o tintes para lustrar la piel de las correas. Con un pequeño paño seco bastará para quitar la suciedad.

No dudéis en contactarnos si tenéis cualquier duda o pregunta acerca de nuestros productos, estamos a vuestra disposición.

¡Feliz jueves para todos!

Un saludo,

Elena

Dejar un comentario